Necesidades básicas

 

Poco se necesita para vivir,

un sol radiante y un corazón sereno.

Respirar profundo entre unos labios

y permitir al aire nutrir tu pelo.

 

Cosas sencillas como este viento suave,

como una cocina a tus órdenes,

como una alabanza en silencio,

como soñar mi vuelo sin ser ave.

 

Poco se necesita para vivir.

Unas letras bajo estrategia del arte,

el murmullo de una ciudad admirada,

un amor latente y discordante.

 

Cosas sencillas como el roce de tus ojos

a mi ausencia irremediable.

Como el fulgor de un amor sincero

que dice adiós siendo amable.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *