“No tengo tiempo”

Con cariño para todas las personas que hemos utilizado, utilizamos y utilizaremos esa expresión en algún momento de nuestras valiosas vidas. Para que este artículo nos despierte de semejante enajenación.

 

 

Deja de engañarte, no posees el tiempo. Nunca lo has tenido en tu haber, por lo que no tener tiempo no es una excusa, es tan solo el acuciante deseo de poder abarcarlo todo lo que te obliga a mentirte. No puedes. Por eso el día tiene 24 horas. Para que elijas lo que hacer con las que disfrutes. No con las que tienes, porque no posees ni tan solo un segundo. Solo posees la gran bendición de gozar del tiempo.

Por eso no te creo, no me creo. Porque el tiempo no es quien determina tu capacidad de hacer o no hacer, es tu voluntad. El deseo de relegar a un segundo plano aquello que te impide honrar tus prioridades. Esos valores que confeccionan el paradigma de tu identidad.

 

¿Quién eres? ¿Quién soy? ¿Quién somos?

 

Ese líquido informe que se vierte en una sucesión de decisiones.

 

¿Y si no hubiera más días?

 

Entonces, ese “no tengo tiempo” se transformaría en “todo mi tiempo” y lo que ayer fueron prioridades se convertirían en pasatiempos superfluos. Así, si fuera real aquella frase, haríamos otra vida. Otra que no se base en hipotecar el presente por un futuro que encaje en una producción de Hollywood, o en el guión de las almas hijas de la postguerra, o en el drama que nuestros miedos desdibujan.

 

¿Y si alguna persona cercana estuviera a punto de morir? ¿Y si fuéramos nosotras mismas?

 

Crearía tiempo. Como creo tener tiempo. Y no habría nada más importante.

 

¿Cómo sabemos que la anterior pregunta no es cierta?

 

Esa otra vida, esa en la que la frase “no tengo tiempo” no tiene cabida, es la que me interesa vivir.

Una vida en la que el presente sea el rey verdadero, como en Drim.

 

Si aún no has leído la novela que hará despertar tus sueños, adelante.

¡Más de 300 personas ya la han leído!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *