Tentaciones

Eres mis tentaciones.

El tiempo que envuelve un segundo,

aquel en que besé primero.

Eres terrorista y me atentas,

haces explotar mis sentidos,

vuelves mi saliva, metralla.

Atrapas mis ideas, 

secuestras el futuro

y me vendes al anhelo.

Deprecias mis deseos

y traficas con mis sombras.

Me tienes y me robas.

Eres mis tentaciones.

Te cuelas por mi ventana

y matas silenciosa a mi cordura,

envuelves mi sonrisa y la aprietas

hasta que grita y ya no es ni risa ni llanto.

Y te vuelves encanto en mis sueños de Estocolmo,

y me quiero fugar contigo al lugar de donde vengo.

Cuando mi esclavitud te abrigue y tus cadenas me lleven

… a lo profundo, sin remedio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *